sábado, 30 de septiembre de 2017

TARTA DE CALABAZA Y MEJILLONES; JUEGO DE BLOGUEROS 2.0



Otra vez fin de mes y un nuevo reto para Juego de Blogueros 2.0. Este mes ha habido dos ingredientes elegidos la calabaza y el melón. Cada vez que me planteo un reto culinario me vuelvo un poco majara para elegir el plato. Tengo que buscar un plato para uno o dos comensales, ya que me toca comer lo que preparo a mi solita. No puedo hacer una super-cazuela, ni una super-tarta, ni... algo muy grande. Tengo que adaptar las cantidades para el reto en cuestión y a veces preparo de algún ingrediente algo más y termina en el congelador o en mi mesa durante varios días. Por este motivo suelo tirarme a preparar aperitivos, entrantes y/o postres. Me cuesta mucho preparar platos principales con ciertos ingredientes, pero bueno, hago lo que puedo y lo que hago me gusta realmente.

Para este reto he versionado un plato de Karlos Argiñano. Su plato era una tarta de almejas y calabaza. Mi versión es prácticamente igual, aunque en lugar de almejas he utilizado mejillones y he tuneado algún ingrediente. He utilizado dos moldes de emplatar para hacer mis mini tartas, uno circular de 10 cm de diámetro y otro cuadrado de 10 x 10 cm. No tenía otra opción que no fuera un molde grande. Con un poco de imaginación he conseguido un plato más que aceptable. Creo que tengo que comprar algún molde pequeño para próximas ocasiones.
Antes de presentaros mi receta os invito que paséis a visitar las del resto de participantes a este reto:

Laura y Samuel: https://aglutina2.wordpress.com/
María José: https://aquisecuecejugando.blogspot.com.es/
Ana María: https://azucaritodeana.wordpress.com/
Carabiru: http://birulicioso.wordpress.com
Fe: http://www.codigosecreto280.com/
Vanessa: http://www.divertidoydelicioso.es/
Mónica: http://dulcedelimon.com
Eva: http://dulcesfelicidades.blogspot.com.es/
José Fernando: https://elemparrao.wordpress.com/
Mari Sol: http://elmenudemicocina.blogspot.com.es/
Elvira: http://elrincondeelvira.blogspot.com.es/search/label/Blog
Inma: http://entre3fogones.com/
Raxel: https://homeandrun.wordpress.com/
Leila: http://lanuevacocinadeleila.blogspot.com.es
Jorge: https://mastercocinillas.com/
Noelia: https://noestevezblog.wordpress.com/
Maribel: https://picoteandoideas.com/
Nela: http://recetasmanny.blogspot.com.es/
Neus: https://rorosacabolas.wordpress.com/
Natalia: http://saboresdenati.blogspot.com.es/
Maryjose: http://tapitasypostres.blogspot.com.es/


INGREDIENTES

    Masa quebrada (únicamente uso la mitad de la masa preparada para esta elaboración)
  • 250 gr de harina
  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo L
  • 1 pizca de sal

  • 1/2 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 35 gr de harina
  • 200 ml de leche (yo he usado desnatada y sin lactosa, es la que tengo en casa)
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Agua
  • 60 ml de caldo de mejillones
  • 12 mejillones
  • 350 gr de calabaza
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 huevo L
  • Salsa de soja


PREPARACION

Como he comentado antes, este plato es una versión de una receta de Karlos Argiñano de tarta de almejas y calabaza. El usa pasta brisa ya preparada. Su ración es mucho mayor que la mía, es una tarta al uso, para compartir. Bueno, vamos con el plato.

Lo primero preparar la masa quebrada. La opción más sencilla es comprarla preparada, pero me apetecía hacerla yo misma. Necesita un poco de nevera antes de elaborar el plato final así que se puede dejar preparada de un día para otro o calcular que debe estar aproximadamente una hora en la nevera.

Poner en un bol la harina tamizada y añadir la pizca de sal y la mantequilla en trozos. Mezclar con las manos hasta conseguir un especie de migas. Entonces añadir el huevo y seguir mezclando hasta conseguir una masa consistente y homogénea. No amasar demasiado. Hacer una bola y meter en la nevera. Dejar reposar una hora aproximadamente. De esta masa únicamente he usado la mitad, el resto la he congelado para otra vez.


Pasado este tiempo estirar la masa. No muy fina, pero tampoco muy gruesa, de unos 2 mm. Como no tenía molde pequeño para hacer una mini tarta utilicé 2 moldes de emplatar, uno cuadrado y otro redondo para mi preparación. Con ayuda de papel de hornear hice la base de la tarta y los laterales para poder manipularla. Tenía miedo de que me pegara en los laterales y se me rompiera la masa. Tuve que hacer dos intentos, el primero fue "error". Corté un trozo de papel de hornear del ancho del molde y dejé todo el largo del papel para que sobresaliera por dos de los lados. Cortar la masa con el propio molde. Poner el centro del papel en el interior del molde la masa dentro de este. 




En mi primer intento, una vez horneada la masa esta encoge, y la bechamel iba a caerse por los huecos laterales. Ese fue el error. 


En el segundo intento, puse masa por todos los lados interiores del molde, es decir, con "cartolas". Con el molde redondo fue un poco más complicado, pero lo conseguí. Poner un trozo de papel de hornear y unos garbanzos o bolas aptas para el horno. Hornear las masas durante 25 minutos a 190ºC,  con el horno previamente precalentado.






Mientras, en una fuente apta para el horno poner la calabaza troceada. Yo casi preparé 450 gr, pero con 350 es más que suficiente y luego os diré porqué. Sazonar la calabaza y añadir jengibre en polvo. Creo que un poco más que 1/4 de cucharadita no le hubiera venido mal, pero no soy de usar muchas especias y me daba un poco de miedo. Creo que debo arriesgar más. La receta original lleva jengibre fresco rallado, pero sólo tenía en polvo. Mezclar bien y hornear también durante 25 minutos a 190 º C. Según se vaya horneando ir removiendo los trozos de calabaza. Dejar enfriar, retirar los garbanzos y el papel interior y reservar.

En una cazuela poner un poco de agua y poner los mejillones. He preparado un kilo de mejillones, pero sólo he usado 9 para la bechamel, aunque luego he usado unos para el emplatado. Añadir un chorrito de vino blanco. Tapar e ir sacando según se vayan abriendo. Sacar la carne de los mejillones y reservar. Colar el caldo de los mejillones.



Para hacer la bechamel, picar la cebolleta y el ajo y poner en una cazuela con un poco de aceite y pochar. Trocear los mejillones añadir a la cazuela. Añadir la harina y rehogar bien. Añadir 60 ml del caldo de los mejillones y la leche poco a poco. No dejar de mover para que no se hagan grumos. Probar el punto de sal. Yo no le tiré nada de nada. 

Verter la bechamel en los moldes. 



Primero reservar unos trozos de calabaza para el emplatado. En una vaso batidor poner el resto de la calabaza y añadir el huevo. Batir y verter sobre la bechamel hasta el borde de la masa. Si hubiera usado menos calabaza hubiera cuajado antes, pero no quería añadir más huevo, así que creo que la solución es usar menos calabaza (350 gr en lugar de 450 gr).

Meter las mini tartas en el horno a 200º hasta que veamos que la calabaza está cuajada. Según, entre 15 o 25 minutos.


Para el emplatado he salteado unos trozos de calabaza con una pizca de salsa de soja y he añadido unos mejillones.






Con ayuda del papel del hornear sacar las tartas de los moldes. Adornar con un poco de la crema de calabaza y unos trozos de calabaza salteada y unos mejillones. Bueno al gusto. Comer caliente o al menos templadito.




















30 comentarios:

  1. Que buenaaaa!! Una versión estupenda.
    Con la cantidad de calabaza que me regala mi vecina!
    Ya sé otra manera más de prepararla. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mari Sol. Más vale tarde que nunca. Gracias. La verdad es que la idea es buena. Supongo que con almejas también estaría buenísima. Habrá que probar.
      Bss

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias José Fernando. Es un plato muy sabroso.
      Bss

      Eliminar
  3. Qué pintaza tiene tu receta! además me parece un acierto que hayas hecho la masa quebrada porque se ve de maravilla. Un gran plato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, aunque sea al segundo intento. Ha quedado muy bien, gracias.
      Bss

      Eliminar
  4. Impresionante, una combianación súper original, me encanta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia. Lo intentaré con almejas para comparar.
      Bss

      Eliminar
  5. Que pastel más interesante! suelo leer y buscar muchas recetas en la web de Arguiñano, porque casi siempre utiliza ingredientes sencillos y fáciles de encontrar en el mercado. No había visto esta tarta (no habré repasado ni la mitad de su recetario) pero me alegro mucho de que la hayas versionado para el juego, porque te ha quedado genial y estoy deseando probarla, mejillones con calabaza... que rico!! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noelia. A mi también me gustan las recetas de Argiñano. Cuando busco ideas para hacer algún plato suelo recurrir a él porque como tu dices utiliza ingredientes sencillos y al alcance de una cocina tradicional.
      Gracias
      Bss

      Eliminar
  6. Me gusta mucho tu propuesta, la masa quebrada casera queda muy bien y el relleno me parece muy original. Como diría Arguiñano "rico, rico" :) Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Cristina, esta adaptación me encanta, ese aspecto rústico me gusta mucho, y la receta como tal, las dos versiones personales te han quedado muy bien, ese calorcito y sabor que tiene esta receta me fascina. Me llevo un trozo ;)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nati. Me agrada mucho que te haya gustado mis adaptaciones. Sírvete. Bss

      Eliminar
  8. Tengo que decir que me encanta la presentación en raciones individuales, de verdad me ha sorprendido ver el corte de tus tartitas en las últimas fotos y si lo hiciese para una comida especial, disfrutaría mucho viendo la sorpresa de mis invitados al cortarla.
    Me la quedo para futuros experimentos. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo la próxima vez, voy a intentar hacerla en una tarta grande y cuadrada, y cortarla en cuadraditos como tipo pastelitos. Que se vea el corte de las capas. Creo que para una comida con bastantes comensales puede ser un bocadito genial. Gracias por tus palabras. Bss.

      Eliminar
  9. Qué buena pinta. Sencilla y seguro que rica. Qué más se puede pedir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,sólo un rico vinito para acompañar. Nada más.
      Bss

      Eliminar
  10. Guau que mezcla de sabores. Debe estar deliciosa. Me la apunto.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mas tu version con mejillones que con almejas! Tienen una pinta estupenda! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja... lo intentaré también con almejas para comparar. Gracias.
      Bss

      Eliminar
  12. Una receta muy elabora, una receta de 10. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vanesa. Es un placer participar en este reto. Me encanta.
      Bss

      Eliminar
  13. Han quedado perfectas!! Yo también uso los aros en muchas ocasiones para hornear, no se puede tener moldes de todos los tamaños, nos echarían de casa ;D.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Eva, ha sido la primera vez que los he usado para meter al horno y después de la experiencia lo haré más veces.
      No se puede tener de todo, está claro. Gracias.
      Bss

      Eliminar
  14. ¡Qué rico! Me encantan este tipo de pasteles saladitos. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Estaban bien ricos, con mucho sabor.
      Bss

      Eliminar
  15. Madre mía qué receta más original!!!!
    Me encanta!!!
    Felicidades corazón :)

    ResponderEliminar